menu

Registro subterraneo

Extracción y análisis de muestras de terreno

arrow_downward

Registro subterraneo

Extracción y análisis de muestras de terreno
arrow_downward

Registro subterraneo

Mediante este manual aprenderás a realizar los diferentes pasos del proceso de sondeo de subsuelo: extracción, selección y procesado de las muestras para su envío a laboratorio.

Registro subterraneo

Mediante este manual aprenderás a realizar los diferentes pasos del proceso de sondeo de subsuelo: extracción, selección y procesado de las muestras para su envío a laboratorio.

Antes de comenzar

keyboard_arrow_down
  • Considera el espacio a investigar como un espacio a priori contaminado y por lo tanto potencialmente peligroso para tu salud.
  • Protege tu piel del contacto con los materiales recogidos durante el muestreo.
  • Emplea elementos de protección, principalmente guantes, mascarilla, gafas y botas de goma.
  • Siempre que sea posible, realiza esta actividad en grupo para evitar encontrarte sola en una situación peligrosa.

Materiales necesarios

keyboard_arrow_down
  • Tubo PVC de 1m de largo y de 6,5cm de diámetro.
  • Cinta americana (3 metros por cada tubo).
  • Cutter y sierra.
  • Golpeador con amortiguador (ej: tabla con una zona amortiguada, para colocar sobre el tubo y golpear con la maza para hundirlo).
  • Pala pequeña.
  • Maza corta.
  • Hilo de sedal.
  • Bolsas con cierre hermético.
  • Paletas de plástico o cuchillos desechables.
  • Cinta métrica o regla.
  • Rotulador permanente.
  • Tamiz (diámetro de 1mm a 0,6mm).
  • Báscula.
  • Guantes de trabajo.
  • Guantes de nitrilo sin polvo.
  • Mascara de protección respiratoria (nivel min. De protección FPP2).
  • Botas de agua.
  • Gafas de protección.
  • Cuaderno de campo + lapiz.
  • Mochila para el transporte del equipo a la zona de extracción.
  • Kit de limpieza (pulverizador con ethanol, balletas o papel de cocina).
  • Cuencos de cristal o Pirex.
  • Mortero.

Preparación de los materiales

keyboard_arrow_down

Cortar el tubo de 75cm a 1m de largo y después cortarlo longitudinalmente en dos mitades iguales, de extremo a extremo. Limpiar el tubo con ethanol o en su defecto, agua y jabón. Utilizar la cinta americana para unir de nuevo las dos mitades cortadas firmemente, reforzando los bordes de los dos extremos del tubo. Envolver el tubo en film transparente, y mantenerlo precintado hasta su utilización sobre el terreno. Cada vez que se reutilice el tubo, repetir el proceso de limpieza y precintado.

Determinando el lugar de la extracción

keyboard_arrow_down

Para determinar el lugar de la extracción podemos emplear distintas técnicas. En el presente manual empleamos la más sencilla y que requiere la menor cantidad de extracciones, la denominada extracción por conocimiento previo de la zona (fig. D) pero es posible realizar multiples extraciones aleatoriamente (fig. A y B) o sistemáticamente empleando una cuadrícula (fig.C). Para aprender sobre técnicas avanzadas de muestreo descarga la Guía de muestreo de suelos de la Environmental Protection Agency de Estados Unidos (EPA).

En el caso de este manual, nuestra área de investigación es el cauce del Río Guadarrama a su paso por Collado Villalba. La extracción fue realizada junto al río, más abajo de una depuradora de aguas de la empresa Pública Canal de Isabel II.

Durante la investigación de ríos y otras masas de agua propensas a la sedimentación de materiales sólidos, es conveniente elegir el lugar en zonas de meandro donde la corriente no sea tan fuerte y permita una mayor sedimentación de los residuos.

RECOMENDACIONES:

  • Realizar varias catas con la pala antes de introducir el tubo para evitar zonas rocosas.
  • No aproximarse demasiado al río para evitar la presencia de agua en estratos próximos a la superficie.

Extracción de las muestras

keyboard_arrow_down

Elegir el lugar para la extracción y antes de comenzar con la introducción del tubo en el terreno cavar un poco con la pala junto a la zona elegida para comprobar las condiciones del terreno: presencia de piedras, agua a pocos centímetros de la superficie.

Antes de comenzar marca el tubo con una flecha en dirección de abajo arriba para evitar confundir los dos extremos del tubo.



Una vez elegida la zona, limpiar la superficie y cavar cinco o diez centímetros antes de colocar el tubo para evitar raices de superficie que puedan empujar la muestra.

Colocar el tubo verticalmente sobre la superficie del terreno y empujar, presionar el tubo hacia abajo para que entre un poco en el lodo.

Una vez sujeto, colocar el golpeador sobre el tubo y golpearlo con la maza para ir hundiéndolo en el terreno hasta que toque fondo o se introduzca por completo.



Cavar con la pala alrededor del tubo hasta dejarlo a la vista en toda su longitud para poder extraerlo inclinándolo horizontalmente y evitar así que el lodo salga por el extremo inferior del tubo.